Navegación

Selección del idioma

  • Česky
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • En français
  • Italiano
  • по-русски

Contenido

Džbán
Una región de piedras misteriosas, celtas y almas en pena


El monte Džbán, declarado en el año 1994 parque natural gracias a su paisaje natural excepcional y conservado, es considerado como El Dorado de los amantes de misterios y secretos – es que justamente en este lugar se encuentran las famosas cadenas de piedra de Kounov, una construcción prehistórica denominada «El lugar más misterioso de Chequia». El porqué de que alguien haya formado estas líneas paralelas de piedras de diferentes tamaños y de cientos de metros de largo y cientos de kilogramos de peso, permanece sin respuesta. El objetivo de esta construcción, que hoy día se extiende en una superficie de aproximadamente quince hectáreas, ¿fue acaso servir como calendario astronómico o como lugar de ceremonias varios miles de años atrás, donde los habitantes invocaban en forma ritual al sol y la lluvia? ¡Vaya usted a saber!

Se dice que la clave del secreto de las cadenas de piedra puede estar oculta en la ermita de peregrinación, ubicada en sus cercanías y que supuestamente fue construida en el lugar donde San Adalberto oró para hacer llover sobre la región seca circunyacente y logró la conversión de los gentiles. ¿O la verdad se puede encontrar en otra de las muchas leyendas que contienen las huellas de las tradiciones y mitología de eslavos, germanos, celtas y otros pueblos que ocuparon esta región en el pasado, tal como lo atestiguan también los numerosos hallazgos arqueológicos junto con los fascinantes descubrimientos en la mítica zona del castillo Dřevič, la punta lítica de más de un cuarto de siglo de edad proveniente de Mutějovice o la mundialmente conocida cabeza de marga del druida – obra de un desconocido artista celta del siglo III a.C. que fue descubierta en el año 1943 en Mšecké Žehrovice? En Dzbán, la fantasía corre a pleno motor y los viajes por esta región a la que le dan un aspecto inconfundible los extensos bosques, especialmente los de hayas, valles profundos alternantes, mesetas y despeñaderos margosos (el más grande es de dos kilómetros de largo y tiene una altura de aproximadamente cuarenta metros), mezclados y geométricamente regulares plantaciones de lúpulo, la tierra roja de los campos y los pueblos con una arquitectura popular única de las casas de mampostería de marga blanca y adornadas con detalles de ladrillos crudos, no dejan que se detenga la imaginación por ningún momento – las legendarias ruinas de castillos, las aldeas escondidas en los bosques, desaparecidas hace mucho tiempo atrás, y las piedras del diablo, las fábulas tristes y alegres sobre las apariciones en Džbán – sobre el guardabosque maldito, la señora generosa de Jasan (Fresno), el pequeño fantasma malicioso Brunclík, los tesoros, los barriles de fuego que en noches oscuras ruedan por las laderas de Džbán, o las leyendas sobre los dragones que se originaron de mitos ancestrales sobre las bandas enemigas que venían desde el norte al interior de Bohemia, y sobre los valientes guardias fronterizos que en las lomas de Džbán resistían con gran valor. ¿Oyen ustedes sus toques de alarma? ¡Los dragones vuelan!

Quién sabe si justamente éstas no hayan sido un par de siglos después las historias heroicas sobre los guardias fronterizos de Džbán las que llevaron al pequeño Jan Žehrovský de Kolovrat a que con espada en mano liberara el fortín de la familia en Mšecké Žehrovice en su primer combate, que significó el comienzo de una larga serie de victorias legendarias de este célebre caballero el Aquiles checo, cuyos actos titánicos contó en la novela Desde Bohemia al Fin del Mundo el escritor Alois Jirásek. Quién sabe si la sangre de los guardias fronterizos no corría también en las venas de los caudillos de la sedición campesina en la novela histórica de Václav Beneš Třebízský, llamada Almas en Pena cuya trama transcurre en Džbán, en la época del gobierno del emperador Josef II.

Džbán ha inspirado también a muchos más escritores, poetas y pintores, otros han creado aquí sus obras más conocidas – especialmente el escritor profesional Jan Evangelista Chadt-Ševětínský, autor de varias obras de selvicultura checa y también del registro de árboles antiguos de los Países Checos. Recuérdenlo cuando estén sentados debajo del follaje del haya antigua en Mšecké Žehrovice, donde se sentaba también el actor Luděk Munzar, que era el guía de este viaje hacia los árboles antiguos, en la serie de televisión La Memoria de los Árboles, y les decía a los espectadores: «Desde un principio, yo tuve temor a la acometida de la belleza que me esperaba al filmar esta serie. Y tenía razón…. Un ejemplo de ello lo es esta haya, que se encuentra en la pradera pasando por Mšecké Žehrovice. La mayoría de los expertos la considera como el haya más bella de nuestro país».
 

Página

  • 1

La Cabeza del Celta – Hallazgo arqueológico de la región de Rakovník, conocido mundialmente

La Cabeza del Celta – Hallazgo arqueológico de la región de Rakovník, conocido mundialmente

Las hileras de piedras secretas en Kounov

Las hileras de piedras secretas en Kounov

El Museo de ferrocarriles más grande de la República Checa en Lužná u Rakovníka

El Museo de ferrocarriles más grande de la República Checa en Lužná u Rakovníka

El símbolo de esta región – El haya protegido en Mšecké Žehrovice

El símbolo de esta región – El haya protegido en Mšecké Žehrovice

Otoño en el Bosque de Džbán

Otoño en el Bosque de Džbán

El estanque Punčocha

El estanque Punčocha

La iglesia en Kroučová

La iglesia en Kroučová

El arte en el paisaje –  La estatua de Santa Margarita en Smilovice

El arte en el paisaje – La estatua de Santa Margarita en Smilovice

El paisaje en las cercanías de Kozojedy

El paisaje en las cercanías de Kozojedy

La glorieta Amálie

La glorieta Amálie

La Roca del Diablo en Mutějovice

La Roca del Diablo en Mutějovice

La plazoleta en Hředle

La plazoleta en Hředle


Página

  • 1