Navegación

Selección del idioma

  • Česky
  • English
  • Deutsch
  • Español
  • En français
  • Italiano
  • по-русски

Contenido

La región de Křivoklát (Křivoklátsko)
Unas vacaciones espléndidas

La Navidad del año 1100 fue para el príncipe Bretislao II., de la dinastía gobernante de los Premislitas, la última en su vida. Sucedió que cuando regresaba justamente de la caza en los bosques de Krivoklát a su finca señorial en Zbečno, fue atacado por el asesino Lorek con una lanza, en un intrincado camino, en las cercanías de Zbečno. El asesino había sido comprado por la dinastía enemiga de los Vršovec. Después de dos días de estar luchando por su vida, Bretislao II falleció a causa de las lesiones. En el lugar donde, según la leyenda, Lorek atravesó al príncipe con la lanza, la gente construyó una capilla, que se ha conservado hasta hoy día.

Sin embargo, después de la violenta muerte de Bretislao, los Premislitas permanecieron en la región de Krivoklát. Fue probablemente el rey Premysl Otakar II., al que le decían el rey de hierro y oro, quien construyó un castillete de caza en el promontorio sobre el riachuelo Rokytka (hoy día es el arroyo de Rakovník), a partir del cual las siguientes generaciones de soberanos checos construyeron el suntuoso castillo de Křivoklát – una perla de la corona de los monumentos checos, una joya de la arquitectura gótica y escenario de gloriosos acontecimientos históricos: el nacimiento de Margarita, la primogénita de Carlos IV, más tarde emperador, el «padre de la patria», así como los amores secretos del archiduque Fernando de Tirol con Filipina Welser, hija de un comerciante, o el encarcelamiento del alquimista inglés Edgard Kelley y del obispo de los hermanos checos Jan Augusta quien pasó unos largos 16 años en el temible calabozo de Křivoklát.

Antes de que el Estado checoslovaco comprara el castillo, en la segunda década del siglo XX, éste había sido, casi doscientos años propiedad de la dinastía de los príncipes de Fürstenberg, quien llevó a la región de Křivoklát a la cumbre de una prosperidad sin precedentes. De los muchos recuerdos sobre esta importante dinastía, destacan sobre los demás, los interminables bosques de Křivoklát, que en los tiempos de los príncipes de Fürstenberg eran cuidados por los mejores expertos de aquella época, así como el monumento colosal al príncipe Carlos Egon II de Fürstenberg y el propio castillo de Křivoklát, renacido por los Fürstenberg de las ruinas que quedaron del castillo tras el voraz incendio, que se produjo en el año 1826.

También el castillo de Lány perteneció a las tierras señoriles de Křivoklát de los príncipes de Fürstenberg hasta el año 1921, quienes este mismo año lo vendieron al gobierno checoslovaco como futura residencia de verano para el primer presidente checoslovaco T. G. Masaryk. En ese mismo año, T. G. Masaryk fue elegido presidente quien, al igual que lo habían hecho los Premislitas, casi un milenio atrás, le tomó mucho apego a la región de Křivoklát. Consideraba a Lány como su segunda casa y después de su dimisión como presidente, pasó aquí los últimos días de su vida junto con su esposa Charlotta, su hijo Jan y su hija Alice, incluso en este lugar se encuentra sepultado.

Una de los últimos viajes de recreo que hizo Masaryk desde Lány tuvo como destino el castillo Krakovec, en marzo de 1937, donde el maestro Jan Hus había vivido unos cuantos meses antes de su retirada a Kostnice, en el año 1414, y lugar donde escribió su testamento en barruntos de la muerte de mártir. El castillo gótico de Krakovec, denominado como el último castillo en Bohemia por su excepcional arquitectura, ubicado en la zona fronteriza de desarrollo de castillos y palacios, se vio afectado por un incendio producido a finales del siglo XVIII. Dejo se ser una residencia orgullosa de la nobleza, pero por esta razón empezó a atraer espíritus románticos incluyendo al poeta Karel Hynek Máchá, quien visitó Krakovec a su paso por los antiguos castillos de la región de Křivoklát. En estos paseos no llegó al más pequeño de los castillos reales en Bohemia - Jinčov, pero dos veces subió a las ruinas del castillo real de Týřov, construido en el siglo XIII siguiendo el modelo de los inconquistables casteles franceses. Al igual que el poeta Máje hace ya unos doscientos años, también la gente de hoy día vuelve gustosa a Týřov para volver a contemplar la encantadora vista desde las ruinas del palacio del castillo hasta Skryje, famoso lugar por los fósiles de animales prehistóricos de la especies de trilobites, hallados en los alrededores de esta aldea por el investigador francés Joachim Barrande. Y luego esparcir la vista por Týřovice donde vivió y creó sus obras el popular autor de literatura del género testimonio, Miroslav Ivanov, bajar por los peñascos de Týřovice cortados a pico en el valle del río Berounka, pasando por los hermosos y queridos ríos del escritor Ota Pavel, cuyos cuentos recordatorios de la región de Křivoklát, editados en el romancero La muerte de corzos hermosos y Cómo me encontré con los peces divierten y emocionan en lo más profundo unas y otras generaciones de lectores fascinados, o llegar hasta los espesos bosques en las praderas, más allá del arroyo Oupoří, donde Fous, un inaprensible cazador furtivo practicaba la caza, y que son la casa de Dyma – el fantasma guardián de los bosques de Křivoklát y cuya llegada es anunciada por las líneas de la niebla que ascienden de los bosques después de la tormenta.

Los cineastas regresan gustosos a la región de Křivoklát, declarada en el año 1977 banca de genes de plantas leñosas, en el programa El Hombre y la Biosfera de la UNESCO, y un año después zona natural protegida; aquí han filmado Angelina Jolie, Matt Damon y Elijah Wood. La región de Křivoklát se vio singularmente homenajeada también por los creadores de las nuevas adaptaciones fílmicas de la leyenda medieval amorosa de Tristán e Isolda, en ocasión de las cuales declararon que habían visto toda Europa, pero que en ningún otro lugar habían encontrado bosques tan misteriosos y románticos como en la región de Křivoklát.
 

Página

  • 1

El Castillo Křivoklát

El Castillo Křivoklát

El río Berounka

El río Berounka

El arroyo Zbirožský

El arroyo Zbirožský

El Castillo Týřov

El Castillo Týřov

El Bosque de Křivoklát

El Bosque de Křivoklát

Los Bosques de Křivoklát desde el cerro Louštína

Los Bosques de Křivoklát desde el cerro Louštína

La fuente curativa Merkovka

La fuente curativa Merkovka

El río Berounka desde el mirador Paraplíčko

El río Berounka desde el mirador Paraplíčko

Horneada de pan hecho en casa en el escansen Hamousův statek en Zbečna

Horneada de pan hecho en casa en el escansen Hamousův statek en Zbečna

El Castillo Krakovec

El Castillo Krakovec

Luh u Branova – La casa con la exposición sobre la vida y obra del escritor Ota Pavel

Luh u Branova – La casa con la exposición sobre la vida y obra del escritor Ota Pavel

El Castillo Jinčov – El castillo real más pequeño de Bohemia

El Castillo Jinčov – El castillo real más pequeño de Bohemia


Página

  • 1